10 consejos para impulsar la participación de los alumnos (en inglés)

El tema de la motivación del alumno juega un papel clave en los programas de formación. Sin ganas de aprender, no se aprende nada. Gracias a nuestra experiencia concreta, obtenida a través de los miles de itinerarios formativos a distancia que hemos propuesto, en esta guía os presentamos diez consejos prácticos para impulsar el compromiso del alumno y reforzar su motivación.

Descargar ahora

Tal como tendremos ocasión de comprobar en esta guía, todo el proceso de formación tiene que estar diseñado para animar al estudiante a participar, algo que va mucho más allá de cada uno de sus elementos, individualmente considerados. Para llegar al fondo del asunto, hay que invertir todo el proceso de formación, pasando de una lógica « push » (intento formar al alumno, al cual tengo que motivar y convencer) a una lógica « pull » (el participante aprende de manera natural y por si mismo).
Si se pretende desarrollar el interés por el aprendizaje, es necesario asentar las bases de una organización de aprendizaje en la que cada cual sea el responsable de su propio desarrollo, aprenda lo que necesita cuando lo necesita, a su propio ritmo, y aproveche las oportunidades que se le ofrecen.
Esta guía presenta diez consejos prácticos para reforzar la motivación del alumno. Podriámos haberlas conectado fácilmente con los factores de motivación propuestos por los grandes investigadores de las ciencias del aprendizaje (Knowles, Kolb, etc), pero hemos preferido hablar de nuestra experiencia concreta, obtenida en los miles de itinerarios formativos a distancia que hemos propuesto a cientos de
clientes.
Los cinco primeros consejos están relacionados con la motivación extrínseca del alumno: se trata de factores externos, como el reconocimiento o la obligación. Se ha podido evaluar su impacto y, a menudo, son de fácil aplicación, pero también tienen sus límites. De ahí la necesidad de los cinco principios siguientes que, por su parte, se centran en las motivaciones intrínsecas, las que surgen de un auténtico deseo de aprender por parte del estudiante. Por este motivo, son más eficaces que los factores externos y son ellos los que nos guiarán por la vía de la organización de aprendizaje.

 

Para ponerse en contacto
con un representante comercial

Contáctenos
close